On any given day at a handful of nursing homes in Salt Lake City, a buoyant yet distinguished elderly gentleman would be seen talking, laughing, and listening to the residents.

Despite his heavy load of religious assignments, Thomas S. Monson, the president of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, was a self-appointed chaplain for these facilities.

What are your favorite memories of President Monson? Comment below.



Thomas S. Monson, Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, falleció el 2 de enero, 2017 a la edad de 90 años. El presidente Monson, quien ha prestado servicio como Presidente de la Iglesia desde febrero de 2008, deja atrás un legado de servicio y de buenas obras.

No se espera que el Quórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia elija formalmente a su sucesor hasta después del funeral del presidente Monson.

Para los más de dieciséis millones de miembros de la Iglesia en todo el mundo, el presidente Monson fue un ejemplo de alguien que siguió a Jesucristo. Mientras servía en importantes posiciones de liderazgo de la Iglesia a lo largo de su vida, también ministró calladamente a miles de personas en sus hogares, hospitales y centros pare el cuidado de ancianos. “Nunca permitan que el problema que se tenga que resolver llegue a ser más importante que la persona a quien debemos amar”, enseñó el presidente Monson.